EL GLAUCOMA, LA ENFERMEDAD SILENCIOSA, UNA EXPLICACIÓN “SENCILLA” – TIPOS, DETECCIÓN, TRATAMIENTO.

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es la segunda causa de ceguera legal.

Se trata de una enfermedad ocular en la que la presión que ejercen los fluidos existentes en el interior del ojo va aumentado de forma paulatina y se acaba transmitiendo hasta la retina y la salida del nervio óptico del ojo.

Este aumento de presión continuado va afectando a las fibras del nervio óptico, que van muriendo. A largo plazo, y si no es detectado a tiempo se produce una disminución del campo visual que termina en ceguera.

¿Qué es la tensión ocular?Imagen1

En la parte anterior del ojo, entre la córnea y el cristalino, existe un pequeño espacio denominado cámara anterior. Este espacio está ocupado por un líquido, humor acuoso, que fluye de dentro hacia fuera y que se encarga de la alimentación y humectación de los tejidos oculares cercanos. Este líquido ejerce una presión desde el interior del ojo que se transmite hasta la retina y la salida del nervio óptico.

El nervio óptico está compuesto por más de un millón de fibras nerviosas que conectan la retina con el cerebro, transmitiendo los estímulos luminosos.

¿Qué tipos de glaucoma existen?

Imagen3

Glaucoma de ángulo abierto.

Glaucoma de ángulo abierto: es el tipo más frecuente, un 90% de los casos, por motivos desconocidos el humor acuoso no se evacua adecuadamente aumentando la tensión ocular y provocando el glaucoma.

Imagen4

Glaucoma de ángulo cerrado.

Glaucoma de baja presión o de presión normal: el nervio óptico y la visión periférica se ven afectados de forma inesperada en sujetos con tensión ocular dentro de los valores normales.

Glaucoma de ángulo cerrado: él ángulo iridocorneal se ve bloqueado por el iris, el humor acuoso no puede ser evacuado del ojo. Se presenta una subida repentina de la presión intraocular con síntomas claros como fuerte dolor y náuseas así como enrojecimiento del ojo y visión borrosa. Este es un caso de urgencia hospitalaria que requiere tratamiento inmediato pues de lo contrario en uno o dos días se pierde total e irreversiblemente la visión del ojo afectado.

Glaucoma congénito: se presenta en bebés con defectos congénitos en el ángulo iridocorneal. Presentan síntomas como ojos vidriosos, sensibilidad a la luz y lagrimeo excesivo.

Imagen5

Glaucoma congénito.

Imagen6_1

Glaucoma secundario.

Glaucomas secundarios: se pueden presentar como complicaciones de otras afecciones tales como lesiones oculares, tumores o uveítis (inflamación del iris). Así mismo aparecen asociados a la diabetes o al consumo de corticoesteroides.

¿Cómo se detecta?

El glaucoma de ángulo abierto, afección más habitual, no presenta síntomas evidentes que puedan permitir su detección hasta que no es demasiado tarde. Es de gran importancia efectuar revisiones visuales y oculares periódicas que permitan su pronta detección.

Ciertos sujetos presentan mayores riesgos de padecer glaucoma, estos son:

  • Mayores de 45 años.
  • Familiares de sujetos que sufran glaucoma.
  • Sujetos con tensión intraocular elevada.

El hecho de tener la presión intraocular elevada no supone obligatoriamente la existencia de glaucoma. Se estima el valor normal de tensión intraocular entre 12 y 21 mm. Hg. Si bien ciertos sujetos pueden padecer glaucoma con tensiones menores. Se debe realizar un examen completo que incluya:

Agudeza Visual: se mide la calidad de visión a distintas distancias.Imagen10

Imagen8

Evolución de pérdida de campo visual con la excavación del disco óptico.Imagen9

Campo visual: se mide la visión periférica, permitiendo detectar si está disminuida,Imagen11 signo evidente de glaucoma.

Oftalmoscopia (fondo de ojo): se observa la retina y la salida del nervio óptico, pudiendo apreciar si existe algún indicio de glaucoma.

Tonometría: se mide la presión que ejercen los fluidos oculares dentro del ojo.

¿Tiene tratamiento?

Sí, aunque se trate de un enfermedad crónica que no tiene cura existen diversas opciones de tratamiento que permitirán controlarlo.

Tratamiento farmacológico: tratamiento de primera elección. Se presenta en forma de colirios o pastillas. Unos actúan disminuyendo la producción de humor acuoso y otros facilitando su salida del interior del ojo. Deben ser Imagen12tomados varias veces al día y pueden presentar efectos secundarios. Se debe mantener el tratamiento mientras el médico no indique lo contrario. Debido a que no presenta síntomas evidentes algunos sujetos se ven tentaImagen14dos a suspender la medicación.

Cirugía láser (trabeculoplastia): intervención que se realiza cuando se observa que los medicamentos van perdiendo eficacia. Se debe mantener la medicación. Se trata de un método muy eficaz para conseguir el descenso de la presión intraocular aunque sus efectos son temporales.Imagen15

Cirugía convencional: se suele emplear como último recurso cuando las dos posibilidades anteriores se muestran insuficientes para controlar la presión intraocular. Presenta una gran eficacia, del 80 al 90%, en la reducción de la presión intraocular. Hay que tener en cuenta que si bien la operación de glaucoma permite conservar la visión existente no se apreciarán mejorías en ella tras realizarla.

Enrique Convalia Palacio

Col nº 4398.

Anuncios

4 pensamientos en “EL GLAUCOMA, LA ENFERMEDAD SILENCIOSA, UNA EXPLICACIÓN “SENCILLA” – TIPOS, DETECCIÓN, TRATAMIENTO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s